31 mar. 2013

El coraje de luchar en plena juventud La familia Cano Gallego busca ayuda médica para su hija enferma de 17 años


ELISA MANZANO 31/03/2013
Todo es posible gracias a la solidaridad. Gracias a este planteamiento en muchos establecimientos de Palma se pueden encontrar unas huchas con este llamamiento: "Por favor, ayuda a Celia". También se facilita una cuenta en La Caixa de Palma del Río. Celia Cano Gallego es una estudiante de Primero de Bachiller de 17 años que tiene diagnosticada la enfermedad de la sensibilidad química múltiple y electromagnetismo, aunque está a la espera de nuevas pruebas y tratamientos en la Fundación Alborada de Madrid. Esta es la única respuesta a la enfermedad que han encontrado sus padres, tras desaparecer la única unidad de sensibilidad química múltiple que existía en Cataluña por "la crisis".
Sin embargo, para que Celia reciba el tratamiento adecuado, su familia tiene que hacer un esfuerzo económico y reunir 8.000 euros, ya que las pruebas son caras y los tratamientos no se encuentran disponibles en España. Celia vive atrapada en su casa, sin salir absolutamente para nada desde hace algo más de un año. Su alimentación es a base de productos ecológicos, una dieta de patatas, arroz, pasta, carne de pollo y alguna verdura, pero "todo ecológico". En su casa, los productos de higiene llegan de tiendas especializadas. Celia no se puede exponer a productos químicos: detergentes, suavizantes, ambientadores, colonias, pinturas, pesticidas, plaguicidas, insecticidas o metales pesados. Tampoco puede acercarse a un teléfono móvil, televisor, ordenador, wi-fi o cables.
Belén Gallego, madre de Celia, afirma que "es estudiosa, trabajadora, muy creativa, y esta enfermedad solo significa que todas las expectativas de futuro se han ralentizado" Explica también que desde los 5 años ha padecido dolores de cabeza, con crisis que la han mantenido alejada de clase. Por eso, su madre no oculta su orgullo al decir que "siempre ha estudiado, ha sacado sus cursos con buenas notas, ha llegado a Bachiller". Celia es una luchadora, ha sido tratada de migraña de los 8 a 14 años con una medicación continua, ha superado un sitomegalovirus y afronta la sensibilidad química múltiple señalando: "Si me lo contarán, a lo mejor no me lo creía"

No hay comentarios: