17 oct. 2012

Los hogares españoles albergan sustancias tóxicas y perjudiciales

Labores del hogar
Ampliar
  • Denuncian que hay más de cien mil sustancias tóxicas en los hogares españoles.
  • Están presentes en los productos de limpieza, alimentación o higiene.
  • También en los materiales de la casa, como muebles o elementos de decoración.

Esta fundación ha presentado la campaña Hogar sin tóxicos, en la que incluye una petición a las autoridades de Sanidad y Medio Ambiente para que reduzcan la carga de sustancias sintéticas en el día a día de la población.

Los organizadores de Hogar sin tóxicos, que cuentan con el apoyo entre otros de Greenpeace y CC OO, han elaborado una lista de doce peticiones dirigidas a las autoridades para acabar con esta "amenaza sanitaria". Entre ellas, exigen mayor implicación de la administración, de modo que controle la cantidad de tóxicos en los hogares, fuerce a las empresas a realizar una "producción limpia" y actualice la normativa para mejorar la protección de los consumidores.

Yesos, paneles, moquetas...

Es cierto que múltiples materiales o elementos de construcción y decoración pueden liberar sustancias tóxicas en nuestro hogar. Tanto los materiales con los que está construida nuestra casa, como los muebles o elementos de decoración pueden liberarlas.

Por ejemplo, las placas de yeso o los paneles que recubren techos y paredes pueden liberar diversas sustancias tóxicas. Lo mismo ocurre con los materiales de aislamiento.

Según Hogar sin tóxicos, alfombras y moquetas pueden contener tóxicos como retardantes de llama, además de ser un sumidero de las sustancias químicas que contiene el polvo doméstico. Finalmente, puede ocurrir que el mobiliario y las maderas contengan compuestos nada deseables, como conservantes tóxicos o barnices que pueden liberar tóxicos.

Otras fuentes

Existen otros muchos productos que pueden transmitir tóxicos a nuestro organismo. La ropa que guardamos en nuestros armarios ha podido incorporar tóxicos en su composición en muchas partes del proceso de producción y comercialización.

Aparatos electrónicos pueden contener metales pesados o retardantes de llamaEn Hogar sin tóxicos llaman la atención también sobre los plásticos, omnipresentes en nuestro hogares, porque pueden liberar numerosas sustancias perjudiciales. Uno de los ejemplos mejor conocidos y estudiados es la presencia de bisfenol A en el plástico utilizado para los biberones. Además, el plástico es uno de los materiales dominantes en los juguetes.

Numerosos aparatos eléctricos o electrónicos como televisores, móviles, portátiles, etc., pueden tener en su composición sustancias tan peligrosas como metales pesados o retardantes de llama.

Caso aparte son los productos de limpieza e higiene, una importante vía de entrada de tóxicos en el hogar. Tendemos a acumular en nuestro hogar una amplia variedad de productos químicos de limpieza muy fuertes sin pararnos a pensar qué consecuencias pueden tener para nuestra salud.

Los ambientadores domésticos liberan al ambiente un coctel de sustancias muy problemáticas, algunas de ellas cancerígenas. Tampoco debemos olvidar los sprays, que además del conocido problema de los CFCs (clofluorocarbonos), pueden contener sustancias como disolventes entre los que encontramos hidrocarburos preocupantes.

No hay comentarios: