20 mar. 2011

Pesticidas domésticos y desarrollo neurológico infantil. Impacto de la exposición prenatal a la Permetrina y Butóxido de piperonilo (Pediatrics , 2011)


La conclusión del estudio, tras filtrar toda una serie de factores que podrían inducir a confusión, es que hay una asociación entre los niveles de presencia del butóxido de piperonilo -indicador del uso de pesticidas piretroides- y una caída en los índices de desarrollo mental.
La revista oficial de la Asociación Americana de Pediatría ,Pediatrics, ha sacado un estudio científico que es importante que conozcan los numerosísimos usuarios de pesticidas domésticos. Especialmente porque el estudio está centrado en unas sustancias que están presentes en una buena parte de los que hoy son más usados, a veces de forma extraordinariamente alegre, en los hogares. 
El estudio se titula: Impacto de la exposición prenatal al Butóxido de piperonilo y a la Permetrina sobre el desarrollo neuronal a los 36 meses de edad ( Impact of prenatal exposure to Piperonyl butoxide and Permethrin on 36-month neurodevelopment. Horton et al. Pediatrics 2011. http://pediatrics.aappublications.org/cgi/content/abstract/peds.2010-0133v1 ).
Un momento especialmente sensible
En el estudio se llama la atención sobre el hecho de que pese a que los insecticidas piretroides sean potenciales tóxicos para el desarrollo neuronal, tal hecho no se haya estudiado como convenía. Esta investigación se ocupa de un piretroide: la permetrina y de una sustancia que suele acompañarla como sinérgico para potenciar los efectos del pesticida: el butóxido de piperonilo.
La permetrina, por una serie de características de la misma, es más difícil de seguir. No así el butóxido de piperonilo que la acompaña en tantos productos, como potenciador.
Se midió la presencia de permetrina en la sangre de una serie de madres de Nueva York y en los cordones umbilicales y de los niveles de permetrina y butóxido de piperonilo en el aire durante el embarazo.
La conclusión del estudio, tras filtrar toda una serie de factores que podrían inducir a confusión, es que hay una asociación entre los niveles de presencia del butóxido de piperonilo -indicador del uso de pesticidas piretroides- y una caída en los índices de desarrollo mental. En concreto , los mayores niveles de exposición al butóxido de piperonilo en el aire venían asociados con casi cuatro puntos menos en el Índice de Desarrollo Mental.
Se detectó una asociación significativa entre el butóxido de piperonilo en el aire personal durante el tercer trimestre del embarazo y un retraso en el desarrollo mental de los  niños a los tres años.
Según lo publicado, los niños con niveles más altos de presencia de las sustancias involucradas llegaban a tener tres veces más probabilidad de tener un atraso en sus capacidades mentales.
Se llama la atención sobre el amplísimo uso de estas sustancias en los hogares. Nosotros podemos apuntar que no obviamente solo en los Estados Unidos, sino también en otras zonas del mundo como es España.
Los piretroides vinieron a sustituir en las casas, como se apunta en la investigación, a otros pesticidas como los organofosforados, después de que una serie de investigaciones mostrasen algunos problemas. Así, por ejemplo, los investigadores del Columbia Center for Children,s Environmental Health, demostraron secuelas adversas en el neurodesarrollo por exposición prenatal al clorpirifos ( Rauh et al. Impact of prenatal chlorpiriphos exposure on neurodevelopment in the first 3 years of life among inner-city children. Pediatrics 2008. 118 (6) ).
Las regulaciones hicieron que cayese el uso de organofosforados en las casas. Y ello vino de la mano con un incremento del uso entonces de los piretroides en los hogares.
Los investigadores señalan que no ha sido evaluado el efecto que sobre el desarrollo neuronal humano pueden tener exposiciones a largo plazo a niveles bajos de piretroides, pero que los datos experimentales que se tienen hacen que exista una preocupación acerca de la seguridad en especial para las exposiciones prenatales y en la primera infancia ( Shafer et al. Developmental neurotoxicity of piretroid insecticides: critical review and future research needs. Envir. Health Persp. 2005, 113 (2) http://ehp03.niehs.nih.gov/article/fetchArticle.action?articleURI=info:doi/10.1289/ehp.7254 )
Se apunta que la monitorización de la presencia ambiental y en los cuerpos de los piretroides es problemática. El no ser volátiles hace difícil realizar mediciones correctas de ellos en el aire (lo que no es óbice para que no puedan aparecer en cosas como el polvo doméstico en algún nivel). Su relativamente rápida metabolización a sustancias que no se buscan en las pruebas hace también conflictivo encontrar asociaciones con problemas cuando se mide su presencia en la sangre o el cordón umbilical por ejemplo. Estos y otros factores, hacen que la medición de la presencia en el aire del butóxido de piperonilo, la sustancia sinérgica más comunmente usada con los insecticidas piretroides, sea un indicador del uso de estos insecticidas piretroides por las madres.
www.fondosaludambiental.org/?q=node/500

No hay comentarios: